La detección de la fiebre a tiempo, la mejor alternativa para evitar la propagación del coronavirus

La detección de la fiebre a tiempo, la mejor alternativa para evitar la propagación del coronavirus

Es el momento de cuidarse más que en ningún otro momento de nuestra existencia. Las razones están más que claras: el coronavirus nos está poniendo a todos en peligro y, desde luego, es suficiente motivo como para intentar que permanezcamos todos a salvo, sobre todo teniendo en cuenta que es un virus que se contagia y que puede afectar a todos y cada uno de los contactos estrechos que tengamos. Como es lógico, nadie quiere que sus seres queridos sufran las consecuencias del virus y es por eso por lo que tenemos que tener más cuidado que nunca.

Las medidas de seguridad deben ser cumplidas en todo momento si queremos ver cómo se va reduciendo el número de casos en el conjunto del global. Para ello, mantener la distancia interpersonal, además de conseguir avances en el sentido de maneras de detectar la fiebre, han sido dos piezas angulares en lo que tiene que ver con la reducción de casos. A través de estos dos medios, se han salvado muchas vidas y evitado muchos contagios. Teniendo en cuenta que la situación en la que nos encontramos, cada contagio y cada vida cuenta mucho.

Estados Unidos, como seguro que sabéis bien, ha sido uno de los países más castigados por la pandemia. Una noticia que fue publicada en la página web de RTVE el pasado 9 de febrero indicaba el número total de decesos. Brasil, México o la India, países muy poblados, también tienen problemas en este sentido. España, en la novena posición con más de 63.000 muertes, tiene más muertes que algunos países más poblados que el nuestro, como Alemania o Irán. Eso habla de que nuestra población también es más vulnerable (sobre todo porque la media de edad es mayor). Eso nos tiene que hacer, si cabe, potenciar más las medidas de seguridad.

Detectar casos de coronavirus, en la mayoría de los casos, no es en absoluto sencillo. Y no lo es porque, en muchísimas ocasiones, las personas son asintomáticas, especialmente los jóvenes (aunque también hay personas mayores que han padecido la enfermedad y no se han dado cuenta). Los casos que sí se consiguen identificar lo hacen principalmente por los síntomas que padece la persona. Normalmente, la fiebre, la tos o los dolores musculares son los que, entre otros, caracterizan a esta enfermedad. El portal web Redacción Médica intentó resolver la pregunta de si aparecen todos estos síntomas a la vez. La respuesta es que no. Lo primero, siempre, suele ser la fiebre. Por eso hay que intentar identificarla cuanto antes.

Cuidarse a día de hoy implica muchas más cosas de lo que implicaba hace apenas un año. En los tiempos que corren, podríamos decir que nos preocupa más tener fiebre que rompernos una pierna. Y es que la primera de las cuestiones puede ser un síntoma de coronavirus, la pandemia que ha transformado nuestra realidad. Identificar esa fiebre es fundamental para detectar la enfermedad y para evitar que la contagiemos a todos nuestros contactos estrechos. Por eso, los sistemas de detección de fiebre con cámara termográfica están empezando a convertirse en algo habitual en las instalaciones públicas y en los centros de trabajo, tal y como nos han explicado desde Ibertronix, expertos en cámaras termográficas.

Una labor de la máxima importancia

Detectar un caso de fiebre es mejor en muchas ocasiones que los restreadores estén buscando los contactos de un positivo. Cuando se produce esta segunda tesitura, ya se da por hecho que hay una persona contagiada. Detectar la fiebre en uno de los centros de los que os hemos hablado se produce con anterioridad a que una persona ya sea positivo y, por tanto, evita que muchas otras personas se contagien y que, por tanto, su vida pueda estar en peligro.

Estamos en uno de los momentos más delicados de nuestra existencia y es evidente que hay que poner toda la innovación, la ciencia y la tecnología al servicio de todas las cuestiones sanitarias que lo demandan en los tiempos que corren. Ni que decir tiene que eso será imprescindible para que la salud de la gente se mantenga en buenas condiciones, que es algo que tiene una importancia tremenda siempre pero mucha más teniendo en cuenta la situación de pandemia que nos rodea.

Cualquier avance en materia tecnológica es un verdadero milagro para el momento por el que pasa la Humanidad. ¿Qué hubiera sido de nosotros si esta pandemia nos hubiese atacado hace 50 años? ¿O hace 20? Solo debemos recordar que la gripe española mató a mucho más millones de personas que el coronavirus. Ni que decir tiene que ese es el objetivo que tenemos que cumplir, el de evitar que la desgracia se acentúe. Desde luego, sería la peor noticia que nos podían dar en un contexto como en el que nos encontramos.