Consejos para elegir mueble de televisión

Consejos para elegir mueble de televisión

Conforme pasan las semanas, una comienza a ir viendo sofás hasta que terminamos por decidirnos sobre el que va a ser el protagonista del salón, algo que también se suele hacer con la mesa situada en el comedor. El caso es que al mueble de la televisión le solemos dar menos importancia que a otra de las piezas que se encargan de decorar nuestro propio hogar.

¿En qué pared va a ir el mueble de la televisión?

Primeramente se debe ubica la pared en la que irá el mueble, puesto que puede producirse que haya algún tipo de reflejo que pueda llegar a molesto.

Será un mueble de pared o de tipo individual

Una vez decidimos en qué pared irá la tele, se tiene que medir la pared, de tal forma que podremos decidir si lo que queremos es de un tipo u otro. De esta forma se puede colocar una librería o una vitrina que estará a un lado o a los dos lados. De esta forma, se puede decidir si contamos con algún elemento extra en cuanto a decoración o usar un mayor almacenaje.

Un único mueble bajo

Esta opción y sin que haya más elementos, nos permiten poner algo extra en la pared, tanto si es papel pintado como si que lo que decimos es que la pared tenga un color bastante más oscuro para que no pensemos que dicha pared se encontrará vacía. Podemos añadir un reloj, estantes u otro elemento que pueda darle algo más de vida a la pared.

Los acabados del mueble de la TV

Podemos decir que la tendencia actualmente es que sean de madera natural, donde las tonalidades neutras sean las reinantes. Ayudan a que se cuente con una sensación de amplitud mayor y además también son más decorativos y cuentan con mayor discreción.

Otro concepto importante, la altura

Cuando se deba elegir un mueble para que la TV pueda quedar justo a la altura de los ojos, hay que ser conscientes de que el mueble en cuestión va a verse condicionado por el tamaño que vaya a tener la televisión. Cuando se opta por un mueble de televisión bastante bajo y el sofá esté alejado, va a ser incómodo. Lo mismo va a pasar si el sofá está cercano a la televisión y el módulo tiene gran altura, por lo que se va a tener que levantar la cabeza para poder verla, una postura, sin duda, que puede ser algo molesta.

El tamaño del mueble

Todo en este sentido va a depender del tamaño que tenga la televisión, tanto si está apoyada como si se suspende en la pared, el mueble tendrá que ser de mayor tamaño que el aparato para poder lograr un resultado de mayor simetría y equilibrio.

Los muebles para TV por paneles

N debemos olvidar que los muebles de pares que están realizados a medida son una buena opción que da como resultado el que va a estar totalmente integrado a nivel decorativo. Además permiten un gran almacenaje, discreción e incluso existen algunos que tienen panel que lo que hace es que quede oculta la televisión.

Un mueble de tv que tenga patas

Hay que ser conscientes de su ligereza y que son ideales para los salones que tienen un tamaño más reducido. Además, en el caso de que tengan ruedas, se pueden trasladar por la habitación de forma cómoda cuando sea preciso.

Que tenga espacio para los aparatos

Los descodificadores, DVD o home cinema no quedan muy bien sobre el mueble de la tv, lo mejor es buscar uno donde exista la posibilidad de que haya almacenaje para que no se vean los cables ni los aparatos. Algunos de ellos tienen agujeros en su parte trasera.

Funcionalidades extra

Existen muebles para la TV que cuentan con un espacio debajo en el que se pueden almacenar los pufs o esos asientos extra, que permitirán que se pueda ganar, tanto en confort como en funcionalidad. Una interesante solución extra decorativa y que dará al salón un aspecto muy acogedor y de gran ligereza.

Qué televisor debo elegir

Después de hablar del mueble, aquí vamos con las cosas de mayor importancia según nos han asesorado tuacasa.es que debemos considerar antes de adquirir una Smart TV nueva para el salón. Lo mejor en este sentido es evitar la adquisición de la TV como una resolución que sea más baja de 4K, por lo que olvídate de los Full HD o 1080p. Creemos que todavía no merece la pena invertir más de la cuenta en una tv que tenga 8K. Estos equipos son bastante caros y las películas o programas con esta definición no están todavía disponibles en el mercado.

Creemos que la mejor decisión es optar porque el presupuesto vaya a un televisor de 4K que sea bueno y que tenga de 55 a 65 pulgadas, pues son los modelos que tiene una mejor relación calidad precio y los superiores no les vas a poder sacar el partido debido, pues no existen demasiadas películas o videojuegos con los que pasarlo bien en este tipo de formato.

Lo mejor es buscar una frecuencia de actualización que vaya de los 60 a los 120 Hz. Si es una frecuencia de actuación más elevada, tendrá un movimiento de mayor suavidad, para las películas, programas y en especial para los deportes y juegos en vivo.

Mejor si el equipo en sí tiene compatibilidad con HDR, lo que ofrecerá unos colores con más realismo y contraste.  Hay que tener en cuenta que los televisores de tipo OLED van a verse bastante mejor que muchos de los televisores LCD. Estos modelos tienen un término medio asequible.

Lo más recomendable es que cuenten con como mínimo cuatro puertos HDMI y si están disponibles con puertos HDMI 2.1 más nuevos, pues mucho mejor.

Es bastante recomendable que se adquiera una barra de sonido en el caso de que las exigencias o el espacio que tengas sea importante, puesto que los altavoces de la televisión son bastante peores actualmente, puesto que las pantallas son bastante más delgadas.