Cómo planificar unas vacaciones de verano low cost

Cómo planificar unas vacaciones de verano low cost

Después de haber sobrevivido al Covid-19, el confinamiento y la cuarentena, y haber salido por fin del estado de alarma, por supuesto que querremos regalarnos unas vacaciones bien merecidas. Sin embargo, algunas de las consecuencias del Covid también se sienten en el bolsillo y lamentamos no tener la economía necesaria para poner en marcha el viaje que soñamos.

Sin embargo, igual se puede disfrutar de unas gratas vacaciones al mejor estilo “low cost”. Así que si este es tu caso, aquí te inspiramos con algunos planes e ideas que te harán disfrutar de un divertido verano sin tener que gastar mucho.

¿Cómo planificar unas vacaciones low cost?

Según el informe “Perspectivas y previsiones de las vacaciones de verano 2019”, elaborado por Brain Trust para American Express, el gasto medio previsto por los españoles para sus vacaciones de verano de ese año fue de 2.034 euros. Sin embargo, este año muchos deberán ajustarse a unas vacaciones low cost, al igual que sucedió en el 2020.

Para empezar, debemos ahorrar en costes de desplazamientos utilizando nuestro propio coche, o optar por el autobús o el tren, en lugar del avión de forma que podamos ahorrar en el trayecto. Mientras que, otra buena estrategia es apostar por recorrer los rincones del país sabiendo que los hoteles y alojamientos tendrán buenas ofertas para atraer a los turistas y reponerse del gran parón que han tenido desde la llegada del Covid.

Así, estaremos recortando gastos en el alojamiento y el transporte, que suelen ser las categorías que acaparan la mayor parte del presupuesto destinado a las vacaciones.

Por otro lado, también hay mucho que disfrutar en nuestra propia ciudad. Allí tendrás a tu disposición las piscinas de la comunidad, las municipales del barrio en el que vives, visitar amigos con piscinas… incluso, si cuentas con una terraza, patio o jardín; puede que sea el momento de incorporar una piscina desmontable a tu espacio exterior, o una ducha, y comenzar a hacer reuniones divertidas en casa. Así, podrás invitar a tus familiares y amigos a una jornada de piscina y barbacoa. Tendrás la mejor compañía, un plan diferente muy veraniego y lo mejor es que por un precio bajo.

Ideas para unas vacaciones de verano low cost

  • Poner una piscina en casa

Si tienes un espacio para poner una piscina en casa, este puede ser un muy buen plan. De todas las opciones, te recomendamos la alternativa desmontable, ya que es fácil de montar y no requiere de obras y permisos. Incluso, puedes más bien optar por una ducha en el exterior para refrescarte cuando tomes el sol, pensando en diseños que se conecten a una toma de agua con una manguera y no requieran de obras

Además, una piscina desmontable de estructura fabricada en acero galvanizado puede costarte solo unos 260 euros, una hinchable, unos 70 euros, mientras que las duchas oscilan entre los 30 y los 400 euros.

  • Escapadas por la ciudad

Como dijimos anteriormente, no necesitas viajar para disfrutar de un gran verano. Quedarse en el lugar donde uno reside nos da la oportunidad de descubrirlo mejor. Siempre hay zonas cercanas que nos permiten realizar rutas o escapadas de un día -perfectas para cambiar de aires y desconectar en unas vacaciones baratas con niños-; ríos o lagos en los que pasar un día diferente… Con hacer una búsqueda por Internet podemos descubrir todas esas propuestas y lugares.

Además que, si decidimos movilizarnos en metro o aventurarnos con las bicis, incluso podemos ahorrar en gasolina. Si que tienes que tomar en cuenta el precio de la entrada, por ejemplo, a los museos o parques, pero también puedes conseguir muchos lugares que no cobren entrada. Incluso, si planeas un día de piscina o de picnic, puedes llevar la comida directamente desde tu casa.

Si aún no estás satisfecho, puedes pensar en un viaje de un día a algún lugar interesante en la periferia de tu ciudad, Hasta las ciudades más grandes tienen opciones de desconexión a algunos kilómetros, de manera que puedes planificar un día diferente con ida y vuelta a casa en la misma jornada.

Eso sí, recuerda que seguirán existiendo limitaciones de aforo para muchos lugares y deberás planificar la visita con antelación para asegurar tu entrada a la atracción.

  • Visita a amigos o familiares

Puedes aprovechar este tiempo de descanso para incluir en tu bitácora una visita a algún familiar o amigo que lleves tiempo sin ver debido a la cuarentena y restricciones de movilidad. Te servirá para cambiar de aire, compartir de nuevo con ese ser querido e incluso disfrutar de las atracciones que esa segunda residencia te puede ofrecer.

De hecho, al quedarte en casa de tu amigo o familiar, estarás también ahorrando en alojamiento. Imagina que puedes ahorrar entre 40-150€/noche en función del tipo de establecimiento y su categoría.

  • Prueba los campings

Este plan no solo es una excelente opción low cost, si no una tendencia en el día de hoy, cuando las acampadas se han vuelto muy populares entre viajeros de todas las edades. Esto porque son la forma ideal de estar en contacto con la naturaleza, por un precio más reducido que en un hotel.

Planificar unas vacaciones low cost de esta manera será muy divertido. Hay campings de diferentes categorías. En ellos puedes dormir en tienda, autocaravana o bungalows -que llega a convertirse en lo que se conoce como glamping-. Algunos ofrecen tarifa por parcela, la cual incluye la reserva de un espacio de entre 60 y 100 metros cuadrados para coche, tienda o caravana y muchos hasta incluyen la electricidad.

El precio de la caravana para una pareja con un niño puede estar entre 35-40€/día, mientras que el bungalow serían 60€/día.

  • Viaja en autocaravana o furgoneta.

Siguiendo con los planes que se han vuelto tendencia, tenemos otro que está también muy ligado al camping: el viaje en autocaravana.

Puede ser que la tengas y ya seas un apasionado de la libertad que te da esta forma de viajar o que puedas pedírsela a un amigo para probar esta aventura por primera vez. Por el contrario, si tienes que alquilarla, ya esto si supone un gasto más elevado; pero aún así puedes ahorrar bastante respecto al precio que pagarías por el alojamiento en un hotel.

Eso sí, piensa que tienes que conocer los lugares en los que puedes acampar con autocaravana o furgoneta, todas las reglas que aplican para este tipo de transportes y por supuesto, equiparte muy bien para tu viaje.

El precio básico de las áreas privadas para autocaravanas está en 10-15€ por autocaravana/caravana y noche, además de que puede tener un suplemento por electricidad y vaciado de aguas. Por su parte, el alquiler de la furgoneta Camper de 2,3 y 4 plazas en temporada alta está desde 45€/día y la autocaravana de 2, 3, 4, 5, 6 y 7 plazas, desde 165€/día

  • Apartamentos en alquiler.

Con un apartamento tienes que para el alojamiento, pero también la posibilidad de organizarte tú en cuanto a las comidas. Te da la opción de preparar el desayuno, comida y cena en casa y así evitarte el gasto que conlleva comer fuera todos los días de las vacaciones de verano. Puedes preparar bocadillos o ensaladas para llevar y pasar así el día fuera. Por lo que si quieres viajar y ahorrar en gastos, esta es también una opción perfecta.

  • Peregrinaje.

La idea de vagar descubriendo sitios maravillosos es realmente atractiva, tomando en cuenta que el alojamiento lo puedes hacer en albergues con precios mucho más económicos que los de los hoteles.

Según la revista National Geographic, distintas universidades españolas están llevando a cabo un estudio para conocer de forma científica los efectos psicológicos asociados a la peregrinación, siendo que «Los resultados (provisionales) indican una reducción entre el 20% y 50% en el estrés, la ansiedad y la sintomatología depresiva».

Mientras que, según Pazo Cibrán, un alojamiento rural cerca de Santiago de Compostela que ha venido albergando a peregrinos desde hace muchos años, los precios de este tipo de albergues están entre 6 y 10€ al día, dependiendo de la comunidad autónoma o si el albergue es privado, municipal o parroquial, más el alquiler de las sábanas y toallas, que puede hacer que sume 3 y 2€, respectivamente, por día.

Eso sí, no olvides que al realizar tu reserva, es recomendable optar por la tarifa de cancelación gratuita. Esto porque ante la situación actual es la manera en la que te garantizarás la devolución del importe o el no cobro de ninguna tarifa si finalmente, por cualquier cambio, no puedes realizar tu viaje.

  • Planifica unas vacaciones en bici.

Recorrer lo mejor de tu ciudad en bicicleta, además de ser un plan green total que te pondrá en forma, también te ayudará a ahorrar en combustible.

Además, aunque te desplaces a un lugar concreto sobre cuatro ruedas, luego muévete en dos y disfruta un poco de caminar por los más de 2.800 km de vías verdes que existen en España.

Y si no tienes una bicicleta, incluso puedes alquilar una por entre 9 y 12€/1 día.