6 consejos de repostería para principiantes 

6 consejos de repostería para principiantes 

La repostería es un arte gastronómico bastante complicado porque aunque a priori pueda parecer fácil preparar un bizcocho o una tarta no siempre se obtiene el resultado esperado. A veces los bizcochos no suben lo esperado, las tartas tienen una textura diferente a la que deberían o incluso es común que falte sabor. 

Y para que la repostería te sea lo más fácil posible en este artículo hemos reunido 6 consejos idóneos para principiantes que todo el mundo debería conocer. Unos trucos básicos pero que seguro que te serán de ayuda cuando te pongas manos a la masa, especialmente si has preparado pocos dulces o nunca lo has hecho. 

1. Tienes que contar con los utensilios adecuados

Para comenzar, el primer consejo que hemos seleccionado es que es indispensable contar con los utensilios adecuados. Para hacer cualquier receta de repostería deberás contar con un kit básico, en el que no debería faltar una báscula para pesar los ingredientes y añadir las cantidades oportunas, un rodillo para amasar, un batidor o batidora para mezclar los alimentos y moldes para el cocinado. 

Estos son los utensilios básicos que no deberían faltar en ninguna cocina, pero dependiendo del postre o dulce que quieras preparar puede que necesites algún instrumento extra como una manga pastelera o una espátula. 

No obstante, puedes conseguir todos estos artículos por un módico precio y puedes ir invirtiendo poco a poco en función de tus necesidades. Pero es muy difícil que puedas hacer una receta de repostería sin el kit básico. 

2. Los ingredientes deben de ser de calidad 

Otro consejo que es importante que tengas en cuenta es que los ingredientes que utilices deben ser de calidad. 

La calidad de los ingredientes en repostería se aprecia en el sabor de los productos, pero también hace que sean más sanos. Deberías escoger para tus recetas ingredientes sin grasas añadidas, productos lo más naturales posibles y sin aditivos ni conservantes. Si utilizas este tipo de productos y en la preparación le pones amor y cariño seguro que te salen dulces exquisitos”, explican desde Cool Bakery, una franquicia de panadería y cafetería que destaca por su bollería de calidad.  Por lo que son unos expertos en este campo. 

3. Sigue las recetas al pie de la letra 

En repostería hay poco pie a la creatividad y a la innovación. Así, cuando estés preparando una receta es importante que sigas las instrucciones al pie de la letra y utilices las cantidades adecuadas. Y es que si cambias alguna de estas cuestiones el resultado puede no ser el adecuado o preparar un auténtico desastre. 

4. La textura es muy importante

Otro consejo que tendrás que tener en cuenta a la hora de preparar un dulce es que la textura es muy importante. Para conseguir la textura adecuada como decíamos en el punto anterior es importante seguir al pie de la letra las instrucciones de la receta, pero también existen otros trucos. Por ejemplo, cuando prepares pasteles puedes utilizar polvo para hornear, ya que genera una textura muy esponjosa y más agradable en boca que otro tipo de productos. También es importante que si utilizas harina la tamices previamente para evitar que se generen grumos. 

5. Tienes que conocer tu horno 

En repostería es muy común utilizar el horno para cocinar. Y los tiempos pueden variar en función del modelo de horno. Por ello deberías conocer tu horno y saber que necesita mayor tiempo de cocción o que calienta muy rápido. Esto te permitirá saber cuándo tus platos están listos. 

En cualquier caso, para saber que un bizcocho esté bien hecho siempre puedes meter un palillo y si sale limpio es que está hecho, mientras que si sale sucio con un poco de masa es que todavía está crudo y significa que tiene que permanecer un poco más en el horno. 

6. Hay que desmoldar en frío

Y el último consejo de esta lista te sirve casi para cualquier receta. Y es que siempre hay que desmoldar un pastel, tarta o bizcocho en frío. Nunca se debe hacer nada más sacarlo del horno porque será muy probable que se rompa, se deshaga o se quede pegado en el molde. Así que ya sabes, intenta tener paciencia cuando hagas cualquier receta en el horno y espera a que el postre o dulce se enfríe antes de desmoldarlo. 

Esperamos que estos consejos básicos te sean de ayuda al cocinar pasteles, dulces o bizcochos. Especialmente si estás comenzando en el arte de la repostería.