Vivir alejados de la polución, la mejor manera de cuidarnos

Vivir alejados de la polución, la mejor manera de cuidarnos

La Comunidad de Madrid tiene muy mala fama en lo que respecta a la calidad del entorno en el que se encuentran las personas y eso no siempre es demasiado justo. La gente tiende a pensar que Madrid es solo polución y contaminación. Y lo cierto es que no es siempre así. Es verdad que Madrid tiene problemas en lo que tiene que ver con la calidad de su aire. Pero eso es algo habitual en la capital y en su más cercana periferia. Municipios que se sitúan más lejos de su entorno tienen más ventajas en lo que respecta a su calidad de vida y a la calidad del aire que les engloba.

Son muchos los pueblos madrileños que disfrutan de una muy buena calidad medioambiental y, por ende, calidad de vida. En los párrafos que siguen os pondremos varios ejemplos de ello, ejemplos de sitios que demuestran que en una región como la madrileña también es posible vivir bien y que, desde luego, no todo es polución a pesar de las noticias que no para de haber en diversos medios de comunicación. Y es que Madrid es ideal para alguien que valora y mucho la vida en la naturaleza.

Uno de los municipios que mejor se adaptan a las características que os venimos contando es Daganzo de Arriba, que cuenta con una población de algo más de 10.000 habitantes según los datos de Wikipedia (extraídos a su vez del INE) y que se sitúa a unos 20 kilómetros de la capital. Son muchas las personas que están viendo en este municipio el lugar ideal para vivir una vida tranquila a pesar de trabajar en Madrid. Y es que este entorno es uno de los más indicados para cuidar de uno o una misma y de su familia.

Otro de los municipios que sigue con esta línea no es otro que el de Algete, que duplica en población a Daganzo pero que cumple las mismas características en lo que respecta a habitabilidad y calidad de vida. No cabe la menor duda de que este es uno de los aspectos por los cuales cada vez más personas y familias están decidiendo trasladarse hasta un municipio como este. Y es que lugares así no tienen competencia en cuanto a tranquilidad.

Cuidarse es algo que depende de manera directa del lugar en el que vivimos. No solo tiene que ver con el tipo de alimentación que tenemos o del estilo de vida que llevamos. Y eso es algo de lo que muchas personas se están dando cuenta en los tiempos que corren. Así nos lo han contado desde Fresno Inmobiliaria, una de las entidades que trabaja en municipios como Daganzo de Arriba o Algete, que destacan por ser lugares en los que destacan la tranquilidad y un ambiente alejado de aspectos nocivos característicos de Madrid como la polución. Y es que no hay mejor manera de cuidarse que vivir en lugares así.

La polución, un mal que mata

Todos sabemos y somos perfectamente conscientes de que la polución mata y que tenemos la obligación de reducirla tan pronto como nos sea posible. Es una de las demandas que más vigentes se encuentran en esta sociedad. Desde luego, es evidente que desde las administraciones públicas y desde todas las empresas españolas tenemos que ponernos manos a la obra para tratar de plantarle cara a un mal que es uno de los que más incidencia tiene en la sociedad española en los tiempos que corren.

Son muchos los casos de personas cuya esperanza de vida no es lo alta que debería debido a que suelen residir en lugares que, como Madrid, presentan un alto grado de polución. La clave de muchas personas ha sido trasladar su residencia a otros lugares como los que hemos comentado. Y sus objetivos se han visto cumplidos. Se trata, sobre todo, de familias con hijos e hijas pequeñas. Y es que es vital que a los niños, desde que son pequeños, se les aleje de ambientes cargados de polución.

Tenemos que tener claro que un asunto como el de la polución es ya una de las principales causas que afectan a nuestra salud y que una manera de cuidarnos es alejarnos de esos espacios en los que este tipo de males se dan en demasía. Lo han aconsejado ya muchos médicos y, a pesar de que en una ciudad como Madrid ya se ha empezado a tomar medidas, queda mucho por avanzar. Y tenemos que seguir trabajando en ello. Hasta entonces, lugares como Algete o Daganzo son ideales para vivir.