Una vivienda a tu gusto

Una vivienda a tu gusto

Para escoger una vivienda tenemos en cuenta un abanico tremendo de cuestiones. Ya que nos vamos a meter en una hipoteca, queremos hacerlo en un sitio en el que podamos vivir de manera confortable y eso, según los gustos y las percepciones de cada comprador, depende de múltiples factores que no tienen por qué ser siempre los mismos.

Hay quien se conforma con un pequeño apartamento situado a las afueras de una ciudad. Se trata sobre todo de jóvenes que acaban de independizarse y que pretender ahorrar para quizá cambiar de vivienda más adelante. Otras personas prefieren (o pueden permitírselo) la comodidad de vivir en un espacio más grande y con más posibilidades.

En mi caso y en el de mi familia, podíamos acceder a la segunda opción. Vivimos a las afueras de un pequeño pueblo de la provincia de Toledo y, aunque compramos una casa bastante grande, nuestra hipoteca no era ni mucho menos desmedida. Tuvimos mucha suerte, la casa posee un patio bastante grande y una importante zona con césped y setos justo detrás.

Cuando acondicionamos toda la vivienda, nos quedó la duda sobre qué hacer en esa zona con césped que teníamos detrás del patio. En realidad, mis padres habían pensado en construir una especie de habitación que hiciera las veces de trastero, pero no había hecho falta porque gracias a la amplitud de la casa ya teníamos todo bien colocado y distribuido.

Llegamos a la conclusión de que aquel espacio tenía que estar destinado al ocio de toda la familia. Y tuvimos una idea. Nosotros somos muy aficionados al mundo del fútbol. Desde pequeño he visto a mis padres (sí, también a mi madre) vibrar con grandes noches futbolísticas en casa y tanto yo como mis hermanos hemos heredado esa pasión. Por tanto, nuestro objetivo se centró en convertir esa zona en un pequeño recinto futbolístico con la instalación de una portería para poder jugar a nuestro deporte favorito.

Sin embargo, no podíamos instalar cualquier portería. Necesitábamos una de calidad porque existe un riesgo tremendo si ponemos una portería vieja y que no se agarre bien al suelo. Por eso decidimos llamar a una empresa que nos asegurara la calidad que esperábamos encontrar. Esta empresa especializada en construir pista de padel fue la solución a ello. Se tarta de Niberma, una entidad, que como principales clientes tiene a entidades públicas, privadas o clubes deportivos, accedió a instalarnos el material que habíamos pedido a un buen precio.

Todo resultó ser un gran acierto. Le damos bastante uso al recinto y a la portería porque, como decía, nos gusta muchísimo el balompié. La portería es bastante segura y no da ningún problema, lo cual es de agradecer porque no existe ninguno de esos peligros que os comentaba. Todo esto ha ayudado a hacernos más felices en una casa que se ha convertido en la de nuestros sueños.

Buenos tiempos para hacerse con una casa

Sin importar el estilo de vida que se tenga o se pretenda conseguir y el tipo de vivienda que se desee, lo cierto es que en la actualidad el mercado inmobiliario nos ofrece una oportunidad muy buena para comprar una casa. Como se asegura en este artículo de la web www.idealista.com, el precio de la vivienda sigue cayendo en el segundo trimestre del año 2016 y ya es el más bajo desde que comenzó la crisis económica.

Este es un dato que afecta a la práctica totalidad del territorio español, pero no así a las grandes ciudades como Madrid, Barcelona o Valencia, que, al contrario, han experimentado subidas durante los últimos meses. Especialmente dura es la subida en la Ciudad Condal (19%). Menores lo son en Madrid y Valencia, con un 6% aproximadamente.