Todo lo que debes saber para tener una iluminación moderna en el hogar

Todo lo que debes saber para tener una iluminación moderna en el hogar

La iluminación es un aspecto fundamental a la hora de la decoración de una casa, le da personalidad, belleza y funcionalidad a los espacios del hogar, ahora bien, dependerá de los gustos de quien va a habitar la propiedad, el tipo de iluminación que desee y el cuidado que se le dará a este punto específicamente.

En la actualidad, la iluminación es muy versátil y -como mencionamos antes- depende de los gustos de las personas que habitan ese lugar, pues puede desear que todas las estancias tengan luz blanca, o que algunas tengan luces más tenues, lámparas grandes o pequeñas, en fin, las combinaciones son infinitas, sin embargo, una de las tendencias en iluminación, es el uso del neón.

Cuando pensamos en luces de neón, lo primero que viene a nuestra mente, son los grandes anuncios de restaurantes, discotecas o locales comerciales de los años 50 y 60, lo que pudiera hacernos creer que en el hogar no funcionan bien y menos en pleno 2020. Sin embargo, utilizar luces de neón en espacios hogareños, es una forma de darle un aire moderno a varios o a muchos espacios del hogar, sin que este termine pareciendo un club nocturno.

Para hablar sobre la iluminación con neón en el hogar, conversamos con los especialistas de Oh! My Neon, quienes van a guiarnos sobre todo lo que tenemos que saber sobre cómo tener una iluminación moderna en casa.

Las luces de neón

Estas luces no son como las tradicionales bombillas con las que todos hemos crecido, pues los letreros de neón son rótulos formados por tubos de neón fluorescente que se fabrican a partir del curvado de un tubo de vidrio, lo que significa que para su elaboración se requiere una técnica especializada de fabricación. En cuanto a los colores de estos rótulos, lo más común es encontrarlos en tonos blancos, sin embargo existe una paleta con infinidad de colores disponibles, que se componen de un tubo fluorescente de cátodo frío con consumo modelado, un nivel bajo de gasto energético y que puede ser reciclado totalmente si se utilizan los canales apropiados. El tipo de fuente de energía que se utiliza para estos carteles de neón son convertidores electrónicos o transformadores ferromagnéticos.

Sin embargo, si queremos optar utilizar este tipo de iluminación, no debemos preocuparnos demasiado por los aspectos técnicos, más bien debemos preocuparnos y ocuparnos en la forma en la que usaremos las luces de neón, para darle una personalidad aún más marcada, a las diferentes habitaciones de nuestro hogar.

El neón en el hogar

El uso de luces de neón en la iluminación de una casa, le da un aire retro, pero a su vez, moderno, jovial y atractivo a los espacios, pues pueden no solamente ser el punto focal de una estancia, sino que también son útiles a la hora de definir un espacio, pues no siempre las luces de neón deben ser utilizadas únicamente para lugares como el bar o la sala de televisión o juegos.

Las luces de neón, pueden ser ubicadas en cualquier lugar del hogar, ya sea con frases  figuras específicas o bordeando algún punto que queramos que sea focal, sin embargo, hay algunos aspectos a tomar en cuenta cuando queremos utilizar el neón, dentro de una habitación y hablaremos de ellas, a continuación:

  • Dale importancia a la forma del neón

A la hora de elegir el neón que vamos a colocar en la pared o en el rincón de la casa elegido es importante prestar especial atención a la forma, ya que estará presente tanto cuando esté encendido, como apagado, pues debemos recordar que esto formará parte de la decoración a tiempo completo, no es una lámpara común que podemos mover de un lugar a otro, y en ambas circunstancias ha de lucir de acorde a nuestro gusto y que no sintamos que afea la habitación.

Por supuesto, el día que ya no nos guste, podemos deshacernos de él sin problemas, pero lo ideal es entender desde el principio, que este también será un elemento a largo plazo de la decoración de una estancia, así como un sofá o sillón. Lo importante es que sepamos elegir el que se adapte mejor a una habitación, no que luego tengamos que adaptar la habitación, para que encaje con el neón.

  • Que nos guste y nos haga feliz

Podemos pensar en el neón como en un tatuaje que le haremos al hogar. Cuando alguien se hace un tatuaje, es porque eso que está colocando en su piel, le produce placer, alegría y otras sensaciones positivas. Lo mismo debe ocurrir con el neón, ya sea en una frase o en una forma, lo ideal es que ese neón, nos genera buenos sentimientos en lo que entremos a la habitación. Lo importante es que sea algo perdurable en el tiempo, pues como comentamos antes, el neón no es tan sencillo de desinstalar, como lo es cambiar una lámpara de lugar.

Otro punto importante a considerar es que el neón puede compaginarse sin problemas con otros tipos de iluminación, utilizarlo no significa que no podamos tener luces blancas o tenues en un espacio, lo fundamental en este punto es que podamos balancear los tipos de luces en las estancias y que todas aporten un poco de belleza y funcionalidad a las habitaciones.

Las luces LED

Otra forma de modernizar la iluminación del hogar es contando con luces LED, estas siglas son un acrónimo de Light-Emitting Diode, lo que significa en español Diodo Emisor de Luz. Los sistemas de luces LED, producen luz basándose en un efecto llamado electroluminiscencia por el cual se emiten fotones que determinan el color de la luz que visualizamos. El color será diferente dependiendo de los materiales que compongan las cápsulas de los diodos de su interior, aunque las bombillas LED más modernas son capaces de reproducir millones de colores, y a su vez, seguir millones de patrones de encendido y apagado.

El uso de la tecnología led en iluminación ha tenido un efecto beneficioso para el medio ambiente, la llaman iluminación ecológica porque no utiliza mercurio o gases que producen efecto invernadero e incrementan el calentamiento global, lo que las convierte en las favoritas de todos aquellos que buscan tener una vida más amigable con el planeta. Esto hace que su elección a la hora de sustituirlas por las halógenas tradicionales sea la decisión más inteligente, por su eficiencia energética y eficacia lumínica.

Los sistemas LED, son elementos seguros porque trabajan con corriente continua de baja tensión, lo que reduce considerablemente los accidentes domésticos por electrocución y evitan desagradables descargas de lámparas y apliques, garantizando así, la vida útil de estos. Con la instalación de bombillas LED en el hogar, se logra un importante ahorro en la factura de la luz, ya que estos consumen mucho menos energía que el sistema de iluminación tradicional. Incluso menos que las llamadas bombillas de bajo consumo.

Hay muchas ventajas, cuando hablamos de la iluminación con luces LED, algunas de ellas son:

  • Facilidad de instalación.
  • Al no tener filamento como las bombillas incandescentes o halógenas, soportan golpes y vibraciones sin romperse. Mayor resistencia gracias a su protección IP contra polvo o agua.
  • Produce luz nítida y brillante con un encendido inmediato evitando parpadeos.
  • Posibilidad de control de intensidad lumínica con control remoto. Algunas bombillas tienen integrado un regulador para cambiar la intensidad y tono de luz dependiendo de la calidez deseada. También pueden tener un controlador manual a distancia.
  • El bajo consumo de la bombilla permite un importante ahorro energético. La eficiencia de ella está basada en su amplia vida útil frente a la tradicional, su bajo consumo energético.
  • Poca emisión de calor. Diseñadas con disipador de calor evitando la sobrecarga.
  • Son ecológicas. No contienen mercurio por tanto no dañan el medio ambiente.
  • Producen baja contaminación lumínica en exteriores.
  • Mayor duración que las bombillas tradicionales. La vida útil de los sistemas LED puede llegar a estar entre las 20.000 y 50.000 horas de vida (6 años aprox.), mientras que la de una bombilla halógena está en el rango de las 2.000 horas.
  • Importante ahorro de la factura de la luz. El ahorro puede rondar el 80%

La iluminación es un aspecto importante a la hora de decorar nuestro hogar, por lo que darle el lugar que le corresponde, es tan fundamental cómo elegir el mobiliario o la paleta de colores que le pondremos a una habitación, pues también forma parte de la vida y la energía que queremos que tenga un espacio.

Lo verdaderamente fundamental de esto, es que sea funcional con las necesidades propias de cada familia o individuo, pues todo dependerá -como mencionamos antes- de los gustos de quien vaya a hacer vida en los espacios. Por ello, adaptar la iluminación a quien habitará el lugar, es no solo necesario, sino que forma parte de la identidad y personalidad del espacio, pues ninguna persona se sentirá cómoda viviendo en un lugar, donde el espacio que habita, no lo representa, ni pone en manifiesto sus gustos y estilo de vida.