Supera tu miedo a viajar en moto con estos consejos

Supera tu miedo a viajar en moto con estos consejos

No es lo mismo no saber ir en moto y querer aprender, que no saber ir en moto porque te da miedo. Y es que, más que la inexperiencia en dos ruedas, el miedo es el principal obstáculo cuando queremos aprender a manejar moto y convertirla en nuestro medio de transporte regular.

Las motos tienen muchas ventajas como medio de transporte, por lo que son muy codiciadas por todos, hombres y mujeres, jóvenes y adultos. Sin embargo, muchos se pierden de su disfrute por el miedo de viajar en ellas.

Tu problema no es no saber usar las marchas, o no saber conducir. Tu problema es el miedo. Una sensación incontrolable de angustia y desconfianza que nubla los sentidos e impide al cerebro pensar con claridad para poder aprender.

En estos casos, al igual que pasa cuando aprendemos a manejar bicicleta, todo es cuestión de práctica. Se trata de comprarte la moto que más te guste, y que por supuesto esté pensada para principiantes, que tarde o temprano aprenderás a dominarla. Eso sí, siempre que ya hayas superado tu miedo a ellas.

Para esto, la mejor recomendación es buscar primero una moto de pequeña cilindrada que te guste, para que tu primera experiencia sea perfecta y puedas aprender con ella mientras te diviertes de verdad. Solo así, superarás el miedo a ir en moto y lo transformarás en emoción pura y pasión por aprender.

Las motos más recomendables para alguien que tiene miedo a ir en moto

Como dijimos al comienzo de este artículo, lo primero es seleccionar una moto que esté pensada para aquellos que quieren aprender a manejarla, pero que sienten miedo de hacerlo.

De entre todas las opciones del mercado, el equipo de expertos en motocicletas de Scoomart recomiendan aprender en los modelos 125cc.

Por ejemplo, la Yamaha MT125 y la Yamaha YZF R125 son una opción más que ideal. Estas tienen una tecnología más que sobrada para que vivas experiencias que bien podrían ser de cilindrada superior.

Así que, si tienes miedo a ir en moto, pero quieres aprender de manera progresiva y disfrutando desde el principio, cualquiera de estas dos es la ideal.

Consejos útiles para superar el miedo a ir en moto

El siguiente paso era aplicar algunas técnicas para lograr superar ese miedo paralizante que sientes cada vez que ves una moto. De esta forma, podrás estar atenta y cómoda desde tus primeros intentos:

Elige bien a tu profesor

Si quieres aprender bien desde el principio, debes elegir muy bien a quien va a enseñarte. Por ejemplo, puedes ir a una escuela o a un profesional, ya que aunque no hay ninguna titulación oficial para ser profesor de conducción, sí que hay una titulación obligatoria para ser profesor de autoescuela.

Esto te garantiza que todos los profesores han cumplido con excelencia los exámenes teóricos y presenciales en los que prima el conocimiento de la normativa vial y sobre la capacidad de dar formación, que sirven como requisito para conseguir el trabajo. Escuelas de conducción hay varias y cada una tiene su técnica y sus objetivos a conseguir con los alumnos.

Sin embargo, estos profesores no siempre son expertos en la práctica, y aunque puedan darte toda la teoría que necesitas, poner manos a la obra quedará bastante de tu parte. Y es que muchas veces todo el entrenamiento que suelen dar sobre ruedas es: “primera abajo, suelta embrague y el resto para arriba. Dale” Si esto sucede, puedes asistir a practicar circuito cerrado con gincana, en donde podrás aprender a dominar tu técnica.

Por el contrario, si no quieres gastar dinero o no quieres ir a ninguna escuela, tienes la opción de buscar a alguien de tu confianza que sirva de profesor.

Eso sí, no cometas el error de pedírselo a tu padre, hermano o novio. Aunque quizá fueron las primeras personas en las que pensaste, esto lo único que ocasionará es que tengas más miedo al presionarte por quedar bien ante ellos y ellos perderán la paciencia antes de tiempo por la frustración de no conseguir que conduzcas a la primera.

Hay hermanos y padres maravillosos que han enseñado fantásticamente, pero no es lo normal. Más bien, te recomendamos, acudir a algún amigo de confianza.

El lugar donde vas aprender también es importante

En este sentido, si has optado por una escuela, tendrá su recinto privado. En cambio, si optas por un amigo, debes escoger un lugar seguro y sin tráfico, donde el asfalto esté bien, no haya obstáculos y tengas suficiente espacio para maniobrar. Por ejemplo, un parking grande en un horario que no tenga coches, ni movimiento, puede ser una buena opción.

Usa el equipo mínimo necesaria

Para garantizar tu seguridad ante todo, debes llevar un equipo básico, incluso si no vas a recorrer ni un solo metro con tu moto. Este incluye el casco, chaqueta de protecciones, guantes, pantalón largo y zapato cerrado.

No se trata de si vas a caer o si te vas a hacer daño, sino que debes acostumbrarte a que siempre debes llevarla contigo.

Incluso, hay más cosas que son importantes, como una espaldera o pantalón especial para ir en moto, sin embargo, no son de lo más necesario para vivir una primera experiencia y superar el miedo a ir en moto.

Acostúmbrate a tu moto

Súbete a la moto, No quites el caballete si no te sientes segura aún. Respira profundamente tantas veces como sea necesario para irte relajando. Tomate tu tiempo. Una vez que te sientas lista ve avanzando, y si ves que te bloqueas otra vez, vuelve a respirar.

Visualiza todos los miedos y analízalos

Si externalizas tus miedos te darás cuenta de que algunos son absurdos. Mientras que aquellos que veas que si puedan suceder, debes dejar que pasen.

Si, te sonará a una locura. Pero dicho miedo desaparecerá cuando veas que no pasa nada. Por ejemplo, uno de los miedos más frecuente es a que se caiga la moto. En este caso, debes quitar el caballete y jugar un poco con el peso moviendo ligeramente la moto de lado a lado. De esta forma verás cómo en verdad la aguantas perfectamente y que incluso, pesa menos de lo que esperabas. Además, también puede ser de mucha ayuda comenzar a aprender con una moto ligera que te permita manejarla con facilidad.

Interioriza la teoría del funcionamiento de la moto

Repasa varias veces cómo se engranan las marcas, embrague, freno delantero y trasero. Cómo funciona cada uno y cómo frenar correctamente. La posición correcta del cuerpo sobre la moto.

Esto porque, aunque la teoría es muy sencilla de aprender, si tienes miedo de ir en moto, podrías olvidarla. En cambio, si la interiorizas y la repasas antes de arrancar, te asegurarás de no olvidar hacer nada importante.

Arranca

Posiblemente, si tienes miedo a ir en moto, en cuanto la arranques te dará un subidón de adrenalina que te asustará, y el miedo podría bloquearte. Para evitar que esto suceda, respira hondo hasta que te relajes y estés lista para empezar.

Avanza

Este pequeño paso de poner em marcha la moto, en verdad es una gran hazaña para aquellos que están lidiando con el miedo a ir en ella. Por eso, antes de aventurarte, debes estar relajada. Luego, engrana una marcha y suelta suavemente el embrague. Notarás que la moto empieza a moverse. También te darás cuenta que no sale disparada como un cohete, ni explota. Las motos no hacen nada que no les pidas. Como mucho, lo único que podría pasar es que si no tienes suavidad suficiente, se calará.

Si esto sucede y has hecho bien el paso de analizar y afrontar tus miedos, ya sabrás que nada malo pasa por esto y que solo tienes que poner punto muerto y arrancar otra vez para solucionarlo.

Practica frenada en seco y el tacto del embrague

Tener tacto y suavidad es muy importante en la conducción. Además que cada moto tiene un tacto diferente. Por esto, se debe practicar el siguiente ejercicio varias veces hasta que te sientas relajada y segura de ti misma:

  • Pon punto muerto.
  • Arranca
  • Pon primera.
  • Suelta embrague y deja que la moto avance.
  • Da una punta de gas.
  • Frena y embraga.
  • Para la moto.
  • Pon punto muerto.

Esta es una de las cosas que más cuesta cuando tienes miedo a ir en moto y este ejercicio, pero te aseguramos que con este sencillo ejercicio, lograrás coger confianza en ti.

Domina tu mirada

Aunque no lo creas, la mirada es lo más importante de todo, pues allí donde mires, también irá la moto.

Sucede que cuando tienes miedo a ir en moto, la tendencia a es mirar el display de la moto o justo delante de la rueda. El problema con esto es que está comprobado que mirar tan cerca le genera mayor nivel de estrés a tu cerebro. Por eso, aunque es más difícil hacer que tu mirada se concentre en lo que tiene más lejos, es lo ideal, y de seguro lo vas a lograr con el esfuerzo y la práctica.