Lo que no debe faltar en una casa rural

Lo que no debe faltar en una casa rural

Los datos dicen que nos gusta mucho eso de hacer turismo rural. Ir a la playa de chiringuito está bien, pero si queremos un turismo de calidad y de tranquilidad, lo mejor es apostar por el turismo rural. Es cierto que había un boom que cada año subía de manera exponencial, pero por culpa de la pandemia del coronavirus se ha desplomado. Ahora bien, en cuanto se ha visto que podíamos (o nos dejaban) salir de nuestros lugares, hemos apostado por el turismo rural.

Ahora bien, hoy nos queremos centrar en lo que más nos gusta, en visitar las casas rurales. Por eso, si eres empresario de este sector, te vamos a contar lo que puedes hacer o tener para hacer tu casa rural algo ideal. De esas que cuando alguien la visite se quede con la boca abierta y esté deseando de volver. Son muchos años los que hemos estado de visitas en casas rurales, por eso hablamos desde la experiencia. Ya sabes que más sabe el diablo por viejo que por diablo.

Juegos para todos

Ir a una casa rural es momento para divertirse. Ya sea con los amigos o con la familia. Es nuestro momento para olvidarnos del estrés de la semana y disfrutar. Por eso, una buena casa rural que se diga no puede dejar de tener juegos para todos. Aquí podemos incluir desde juegos de mesa como Monopoly, el famoso Trivial, el Tabú, o incluso si son parejas alguno más picarón. Pero tampoco pueden faltar si se puede y hay espacio un futbolín, siempre viene bien ponerlo en el porche, o incluso un billar. Y si tenemos jardín, se puede poner una canasta. Son momentos que van a pasar al recuerdo. En mi caso siempre recuerdo las partidas de Trivial que tuve con mis hijos cuando terminábamos de cenar.

Una chimenea

Cuando cierro los ojos y me imagino una casa rural. Me vienen dos cosas a la cabeza, frío y una chimenea. Y es que el turismo rural se realiza sobre todo en provincias de interior, y es ahí donde hay frío. Por eso mi idea de casa rural es hacerla en un sitio de montaña, con nieve que haga frío y que cuente con una chimenea. Tanto si es en una reunión familiar como si es entre amigos o pareja. Por ejemplo, si vamos con nuestra pareja que mejor forma de pasar un buen rato con una copa de vino junto a la chimenea. Y con la familia, no puede haber mejor forma de contar cuentos a nuestros hijos. Como nos indican desde Ambifuego, estas chimeneas pueden ser de leña natural o también eléctricas. Sabemos que mola más que sean naturales, pero eso dependerá de las circunstancias de cada casa rural.

Una mesa grande

En una casa rural no puede faltar una mesa grande. Normalmente a estos lugares se van en grupos, por lo tanto son esenciales las mesas grandes para poder comer. Por supuesto que haya sillas, aunque se puede solucionar con bancos. Y no te olvides de tener en la casa un montón de cubiertos porque se van a necesitar.

Electrodomésticos

En una vivienda de tipo rural no pueden faltar los electrodomésticos que nos hacen más agradable y fácil la vida. Hablamos de lavavajillas, de lavadora y por supuesto de un arcón, ya que se suele llevar mucha bebida y comida y hay que hacer hueco.

Barbacoa

Qué sería de una casa rural sin una barbacoa. Es el mejor momento del día.  Preparar una buena con chorizos, un costillar, salchichas, etc. Pero para eso tenemos que tener una barbacoa en el jardín.

Aire climatizado

Si es verano y una zona calurosa, lo mejor es que se ponga un aire acondicionado. Por el contrario si es invierno y en zona fría, lo mejor será la calefacción. Para ello lo mejor es contar con un aire climatizado. No recomendamos una caldera de gasoil porque es mucho más caro.

Extintor

Ante todo seguridad. Por eso no puede faltar un extintor para evitar cualquier percance que se pueda tener en la casa. Por culpa de la chimenea, de la barbacoa o de cualquier aparato eléctrico se pueden producir incendios o cortacircuitos, por lo tanto hay que tener este instrumento. Ahora bien, tiene que estar relleno y por supuesto, saber usarlo a los huéspedes.

Piscina

Y como bonus extra, dejamos esto, aunque ya sabemos que no es fácil. Una piscina da el toque de calidad a una casa rural. Ahora bien, es cierto que no en todas pueden ser. Además el clima tiene mucho que decir.