Llega el bebé a casa: Cosas que tienen que cambiar

Llega el bebé a casa: Cosas que tienen que cambiar

La llegada de un bebé a una casa es lo mejor que nos puede pasar. Ahora bien, nos enfrentamos a muchos cambios. Y no me refiero solo a los cambios que vamos a tener en nuestro día a día y con nuestra pareja. Es decir, horarios, compartir tareas, adiós al tiempo de ocio, a las relaciones íntimas…etc. Nos referimos a los cambios que hay que hacer en los hogares.

Y es que las casas se tienen que adecuar a la vida de nuestro pequeño. Se necesitan mejoras, adiós al frío, a las corrientes, a las escaleras, a los espacios peligrosos…toma nota porque las cosas tienen que cambiar cuando el bebé llega a casa. Es el momento de comprar productos para la seguridad en el hogar: protege-esquinas, tapas para vídeos, tapa-enchufes y cierres de seguridad para puertas y ventanas son algunos de los elementos que componen el equipo necesario para un hogar sin peligros.

Puertas

Es el momento de tener una puerta de seguridad, que nos ofrezca todos los detalles que necesitamos para que nuestro bebé se sienta seguro. Y sobre todo, que no abra la puerta y nos dé un buen disgusto. Un buen ejemplo puede ser una chapa de aluminio de 1.5 mm recubierta con folio de pvc de λ = 229 W / m ºK conductividad térmica. Tiene un lector de huellas dactilar. Control de accesos de huella dactilar programable y operable a través del teléfono móvil o Tablet con tecnología Bluetooth, como nos recomiendan desde Replus Zaragoza, empresa especialista en puertas.

Ventanas

No somos conscientes de la vida que se nos va por las ventanas. Por eso, cuando llegue el bebé a casa es algo que se tiene que tener muy en cuenta. Por ejemplo, no podemos tener esas ventanas que dejan escapar todo el calor y que dejan entrar todo el frío. Incluso el ruido que molesta al niño para dormir. Tenemos que elegir la mejor habitación, la que sea más calurosa y entre menos aire, para que la niña o el niño se encuentren cómodos. Por supuesto que estas obras hay que hacerlas antes de que nazca. Así que unos meses antes tiene que ser el momento en el que los padres contraten a una empresa para que les haga las obras en casa.

Escaleras

Mucho ojo con los pisos que tengamos escaleras, sobre todo si estamos hablando de dúplex. Por eso una recomendación es que pongas vallas de seguridad en las terminaciones de las escaleras. Así se evita que los más pequeños puedan subir o bajar a su antojo.

Iluminación

Qué pasa con  la luz artificial. Pues se aconseja que sea regulable, para crear ambientes de iluminación tenues que impriman tranquilidad. Asimismo, la luz cálida es la más indicada para estos espacios. Solo por motivos de seguridad, las luces LED son aconsejables para bebés, ya que cuando empiezan a dar sus primeros pasos es fundamental que no tropiecen con cables o lámparas de pie.

Espacios seguros

Asegúrate de tener el espacio libre de obstáculos para evitar tropiezos. Los niños sienten unas ganas incontrolables de curiosear su entorno, así que evita todos los peligros. Es decir, no dejes a su alcance objetos que se pueda meter en la boca o con los que se pueda hacer daño. Crea un entorno libre de posibles peligros en el que puedas moverte con seguridad.

En el baño

Es uno de los lugares más peligrosos. Por eso hay que extremar la precaución en el baño: proteger el grifo y usar alfombras antideslizantes. Ya no solo por el bebé, sino también por nosotros que nos podemos resbalar. Según crezca el niño puede soltar agua, y esa agua puede llegar al suelo y ser peligroso.

Cocina

Además, es aconsejable que no acceda mucho a la cocina, sobre todo cuando trabajemos con los hornos, productos de limpieza o cualquier otra sustancia que pueda perjudicar al bebé.

Ambiente

También podemos encontrar otros productos que ayudarán a tener una casa y segura y tranquila para el bebe. Por ejemplo, aquí incluimos los humidificadores, sobre todo durante el invierno, ya que las calefacciones provocan sequedad en el ambiente. Los humidificadores humedecen el ambiente y sobre todo lo limpian de impurezas, lo que ayudará a que le bebé no se constipe tan fácilmente.

Esta comprobado, que aunque cualquiera de nosotros podemos sufrir accidentes domésticos, son los niños menores de 4 años los que más accidentes sufren, debido sobre todo a que son más vulnerables. Por eso, los padres tenemos que tomar medidas.