Limita el consumo de plásticos en tu día a día

Limita el consumo de plásticos en tu día a día

La gente es cada vez más consciente de la necesidad de limitar el uso de plástico tradicional o bien, sustituirlo por plástico reciclado o ecológico. Es cierto que el plástico es necesario para la construcción de infinidad de cosas que usamos todos los días, pero es vital reducir su uso por el bien del planeta y de los seres que lo habitan.

En la actualidad se pueden encontrar diferentes objetos hechos a partir de plástico reciclado, como las botellas, por ejemplo, y van desde bolsos y otros complementos, hasta prendas de vestir y calzados. En el súper, cobran las bolsas de plástico y en la mayoría de los establecimientos están empezando a usar bolsas de plástico reciclabe o compostable, una alternativa ecológica al polietilieno, o plástico convencional. ¿Sabes en qué se diferencian estos 3 tipos de plásticos?

Si quieres conocer las distintas opciones a la hora de utilizar plástico, continua leyendo este post.

Diferentes tipos de plástico

1. Plástico biodegradable

El plástico biodegradable es fabricado a partir de materias primas orgánicas que proceden de fuentes renovables, como el plátano, la yuca, la celulosa, las legumbres que contienen grandes cantidades de ácido láctico, los polisacáridos, polilactonas, polilactidos, el aceite de soja, la fécula de patata, y finalizado su tiempo de vida útil, se descompone por la acción de microorganismos aerobios,

La norma europea UNE 13432 especifica los requisitos y procedimientos para determinar la biodegradabilidad y compostabilidad del plástico en un tiempo máximo de 6 meses. De no cumplir esta norma, el plástico no se considera biodegradable.

Los polímeros sintéticos provenientes de fuentes fósiles como el petróleo y carbón son utilizados a diario tanto por particulares como por empresas, debido a su funcionalidad, su durabilidad y a su bajo precio, y se ecuentran en los productos envasados, en el transporte, en los edificios, en el equipamiento deportivo, en el sector médico…

2. Plástico compostable

Es el tipo de plástico fabricado a partir del reciclado de sustancias orgánicas, como pueden ser los restos de comida o alimentos, residuos sólidos domésticos, restos vegetales… y se caracteriza por ser un material que se degrada biológicamente produciendo dióxido de carbono, agua, compuestos inorgánicos y biomasa sin dejar residuos tóxicos visibles o distinguibles. En España se confunden a menudo ambos términos y, aunque existe algún sello específico, como el distintivo de garantía de calidad ambiental de Cataluña en los productos de material compostable, los principales certificadores de compostabilidad están en Bélgica y Alemania, con un sello distintivo:

La asociación europea de bioplásticos, European Bioplastics, pide a sus socios que certifiquen sus productos siguiendo las normas EN 13432: Requisitos de los envases y embalajes valorizables mediante compostaje y biodegradación y EN 14995: Determinación de la biodegradabilidad aeróbica final y desintegración de materiales plásticos en condiciones de compostaje controladas.

Una empresa de referencia en cuanto a la aplicación de las normas es BioPlásticos Alhambra, que cada año supera con éxito las auditorias de Calidad y Medio Ambiente realizadas por Bureau Veritas, según la norma Iso 9001 y 14001 así como la auditoria de producto Bolsa de plástico Reutilizable según la norma UNE 53942, siendo el alcance de su sistema de Calidad y Medio Ambiente la Fabricación, Manipulación, Impresión y Comercialización de film, laminas, bobinas y bolsas de polietileno y biodegradable.

Otra empresa que cuenta con bolsas ecológicas y biodegradables compostable y certificadas por Vincotte es Plásticos Genil, líder en el mercado español en la fabricación de bolsas de plástico para farmacias y comercio, en general, con más de 35 años de experiencia y el compromiso con la mejora continua para garantizar la calidad de sus productos y servicios.

3. Polietileno

El polietileno (PE) es químicamente el polímero más simple y es uno de los plásticos más comunes debido a su bajo precio y simplicidad en su fabricación, lo que genera una enorme producción de este material en todo el mundo. El problema es que su biodegradación es lenta, pudiendo tardar alrededor de 500 años en desaparecer. Su lenta capacidad de biodegradación, hace que sea un material especialmente contaminante, por lo que se recomienda limitar su uso y siempre al final de su vida útil, reciclarlo.

Otra alternativa a las bolsas de plástico son las bolsas de papel, pero eso sí, siempre reciclado. Tú decides…