Consejos para hacer una buena mudanza

Consejos para hacer una buena mudanza

Las mudanzas siempre son problemáticas. En Mudanzas Alicante, por la gran cantidad de años que llevan en el sector, creen que todo se ha profesionalizado bastante, aunque por desgracia siempre hay un sector pirata que no cumplen ni con la más estructura legalidad ni con las condiciones de seguridad admisibles para realizar esta labor.

Está claro que para mucha gente la salida más cómoda y sencilla es confiar en una empresa de mudanzas, pero nosotros también queremos dar una serie de consejos para que sepas, en el caso de que tengas que hacerla, cuál es la mejor de las maneras:

Vamos con ellos:

Los libros primero

Si tenéis gran cantidad de libros, lo mejor es comenzar por los que sepas que no vas a leer en este tiempo. En el caso de que sean pesados  ocupen mucho espacio, merece la pena que se usen cajas de cartón de reducido tamaño, para que se pueda con el peso y se rotulen en el caso de que sea necesario. Continúa también con las cosas a las que no se vaya a dar demasiado uso.

Si tienes niños de corta edad…

Lo mejor es que cuando estés con la mudanza estén con otras personas (amigos, abuelos, etc.) todo para que no estén en el centro, de lo contrario sería algo inabarcable.

Buen embalaje para los objetos que sean frágiles

Seguro que esto te es de utilidad, si son objetos delicados, buen papel de burbuja o de periódico en su caso.

No se cierran las cajas hasta que estén completas

Así que ya sabes, termina todo de embalar lo que sea de la misma gama, esto te será de gran utilidad y conviene tenerlo en cuenta. Los típicos trucos que cuando uno ya ha hecho muchas mudanzas le salen sin pensarlo.  De no hacerlo, lo terminarás pagando, especialmente en tiempo.

¿Dónde rotulamos?

Opta siempre por los rotuladores que tengan gran grosor. Mejor en la parte de delante y detrás en la zona lateral y en la de arriba.

¿Dónde se apilan las cosas mientras estamos en la antigua vivienda?

Hay que intentar habilitar una habitación en el caso de que sea posible para la totalidad de cajas y muebles, o de no ser posible una esquina o rincón, pero que no entorpezca el paso hasta que te vayas.

Especial precaución con los cristales de los muebles y las mesas

Mejor recubrirlos con papel de burbuja en poner énfasis en las esquinas.

El precinto no se pone directamente sobre los muebles

Es complicado de quitarlo, por lo que burbujas, plásticos u otro material que lo envuelva es interesante.

Precintar los muebles

Se pueden usar cajas de armario para la ropa. Siempre va a ser más práctico que estar descolgando y colgando. Además se pueden reutilizar en el trastero para guardar la ropa en época invernal o  la de poco uso.

Desmontar los muebles que lo hagan posible

Hasta que se pueda con ellos o quepan por donde tengan que ir saliendo. No necesitas quitar el último tornillo de la  cuna,  puesto que se puede dividir en dos.

Objetos como tornillos y demás piezas pequeñas de muebles de pueden adherir con una bolsa pequeña o el mismo precinto en alguna zona del mueble en cuestión. Respecto a esto, en las camas, merece la pena poner los tornillos y patas del somier y ponerlos junto al lado del somier, en la parte baja del mismo.

Lo cierto es que, después de todo este recorrido por lo que tienes que tener en cuenta a la hora de enfrentarte a una mudanza, seguro que has tomado suficientes notas como para que sea algo más liviana. Realmente, muchas cosas son de sentido común, por lo que solo tienes que seguirlas y aplicarlas, seguro que todo sale bien.

En el caso de que tengas tus dudas, pues la respuesta es clara, una compañía de mudanzas que merezca la pena seguro que responde a tus necesidades. A lo mejor puede que te salten las dudas sobre cuál puede ser la que mejor trabaje, pero para eso siempre es buena idea escuchar las experiencias de los demás. En este sentido, lo mejor es hacer caso a familiares o amigos, o incluso a las opiniones en la red que haya sobre la empresa.

Desde aquí te deseamos la mayor de las suertes, aunque recuerda, que es raro que algún objeto no peligre en el caso de que tú mismo hagas la mudanza, creo que es algo que nos ha pasado a todos los que nos hemos visto en estas lides.