¿Cómo se puede montar una casa rural con rentabilidad?

¿Cómo se puede montar una casa rural con rentabilidad?

El gran crecimiento del turismo rural, además de poder encontrarse con una herencia o la adquisición de una casa de pueblo puede lograr que pensemos en la posibilidad de que se monte una casa rural.

Justo en ese momento es cuando empieza el sueño y aparecen las dudas sobre si la rentabilidad aparecerá. Hablamos de los costes que irán asociados, los permisos que se precisan, la decoración, el personal que será necesario y sus funciones. De igual forma es normal que haya duda sobre los programas de gestión que se van a necesitar.

Vamos a tratar estos puntos:

Montar una casa rural

Vamos con una serie de casos que hay que valorar

La propiedad del inmueble

Muchas veces los propietarios lo que hacen es heredar una casa antigua que perteneció a la familia en un pueblo. Es posible que el precio en el mercado de esta casa sea bajo o bastante bajo.

No olvidamos que los propietarios van a ser conscientes de que los costes fijos del mantenimiento de la misma para poder disfrutarla únicamente un fin de semana o de manera puntual en algunas vacaciones.

Ante este tipo de situaciones, suele aparecer la posibilidad de que se pueda hacer algo con ella para cubrir el mantenimiento o incluso sacar beneficios.

La propiedad de la casa rural

Hay momentos en que las personas se plantean un cambio en sus vidas y lo que hacen es estudiar las opciones para cambiar el ruido y el estrés de las ciudades para aproximarse a un entorno más rural que les dé menos estrés que las ciudades.

Aquí es cuando aparece nuevamente la idea de qué negocio se puede poner en marcha en el pueblo, así como montar un negocio en casa y pasar al emprendimiento de un hotel o casa de pueblo.

Se puede plantear el desplazarse al pueblo en el que cuentan con una casa familiar o adquirir una casa barata para que pase a ser su negocio.

Hay una posibilidad de quien quiere acceder a una licitación pública de una casa de turismo rural, albergue o de un hotel rural en algún pueblo que se encuentre cerca de donde vivamos.

En esta clase de casos, pese a que no es algo permanente, existe la obligación de que se lleve el negocio rural por un tiempo que sea determinado y que lo indique la licitación.

¿Cuáles son los permisos necesarios para poder montar una casa rural

Los permisos necesarios para montar una casa rural van a depender de la comunidad en la que se sitúe la casa rural.

Por otra parte, no hay que olvidar los permisos de licencia de obram puesto que hay que solicitarlos en los ayuntamientos de las poblaciones en los que estén los alojamientos rurales.

Hay una serie de permisos y licencias en materia turística que van a depender de cada comunidad.

Según nos han comentado desde la casa rural de cuatroesquinas.es que lo tuvieron que pasar por ello, tanto la clasificación como la nomenclatura de las casas rurales van a depender de las normas que haya en cada comunidad autónoma. Unas van a ser más estrictas en esto que otras.

Algo en donde coincide todo el territorio español es en que es obligatorio que se inscriban las casas rurales cualquier clase de alojamiento rural, además de que se tiene que informar de todo cambio que se produzca en el mismo.

Muchas veces, inscribirse es gratis y solo es realizar un trámite de burocracia, que no llevará costes, aunque sí tiempo y bastante papeleo.

Antes de que se haga la inscripción lo mejor es tener bien claro la categoría en la que se quiere inscribir el alojamiento rural en cuestión.

Todo ello va a depender de la normativa vigente, por lo tanto de la cantidad de plazas, las habitaciones, las zonas comunes existentes, etc. Todo esto hace que se incluya en una u otra categoría.

Generalmente, lo que se debe hacer es proceder a inscribir el alojamiento en cuestión dependiendo de este criterio y mediante una decoración responsable, por lo que no se debe pasar por ninguna inspección previa, aunque una vez se inscriba en el órgano que corresponda podemos hacer una inspección de cara a que se pueda comprobar que está todo correcto y que es verdad, lo que hace que tenga gran importancia el saber las normas y cumplir con todos los puntos que se describan antes de que se haga la inscripción en cuestión.

Si se cumple con todo lo que dicen las normas y se sabe llevar el negocio, junto con una buena situación y servicios, podemos hacer de una casa rural un negocio de lo más rentable.