Seniors, ni edad dorada ni tercera edad

Seniors, ni edad dorada ni tercera edad

Los séniors, los mayores de 55 años, son un valor incuestionable para la economía, tanto por su valor como trabajadores con experiencia y compromiso, como por su importancia como consumidores y clientes de todo tipo de servicios. El poder continuar con la actividad laboral hasta el momento de la jubilación, o incluso seguir trabajando después de la misma es uno de los factores que determinan que los séniors se mantengan integrados socialmente, con un nivel de rentas aceptable, una autoestima alta, sintiéndose útiles, dispuestos a vivir experiencias y a viajar, a disfrutar de la vida.