¿Por qué el color es tan básico en nuestras vidas hoy en día?

¿Sabías que cada color está asociado a un sentimiento, a una manera de actuar, a una forma de ver las cosas? Los colores, en efecto, son mucho más que una idea de decoración. Constituyen una manera de ver las cosas, de ver la vida, de enfrentarse a los problemas. De su existencia o no dependen muchas de las cosas que queremos expresar y que reflejamos. La vida no sería lo mismo sin color. De eso no cabe ninguna duda.

La publicación Excelsior, de origen mexicano, publicó un artículo en 2011 en el que hacía un análisis bastante pormenorizado de qué significaba y qué transmitía cada color.

  • El azul, según esas líneas, era sinónimo de equilibrio de las energías, comunicación y comprensión hacia los demás. También es paz y tranquilidad.
  • El marrón es un color que refleja recogimiento y vida en naturaleza. Color de las sensaciones físicas y sensoriales.
  • El naranja refleja confianza en uno mismo, viveza, alegría, humor. Es un color desafiante y que refleja voluntad de superar límites insospechados.
  • El amarillo denota contacto y es el color de la vida pública. Transmite alegría y simpatía además de sabiduría, inteligencia o agilidad mental.
  • El gris es el color que mejor refleja la madurez y la neutralidad, además de denotar una capacidad de adaptación.
  • El verde es el color del corazón iluminado, del crecimiento armonioso, de la serenidad, de la curación, de la renovación y, ante todo, de la juventud eterna.
  • El rojo es el color de la alegría de la vida, de la fuerza vital. Calor, fuerza y sexualidad son tres de sus aspectos positivos y tres de los argumentos que le colocan como el color preferido por muchísimas personas.
  • Finalmente, el negro es el color de la receptividad absoluta. Sin embargo, es un color especial porque no compite con los demás colores, sino que los hace más vivos y más destacados.

Siguiendo estas pautas o algunas que son muy parecidas a ellas, las personas comienzan a elegir qué colores prefieren a la hora de vestir o a la hora de decorar su casa. Hay tantas posibilidades como estilos, y lo cierto es que cada día, en las calles de nuestro país, vemos a más personas y a más casas con colores extravagantes e incluso con una combinación de tonalidades que las convierten en verdaderos sujetos de originalidad.

Los profesionales de Decolor, una entidad dedicada a la distribución de pinturas, destacan que el momento en el que vivimos ahora es en el que el color ha conseguido una importancia más grande. Hoy en día, el color vive una auténtica Edad de Oro como consecuencia de la enorme cantidad de posibilidades que ofrece a la gente tanto para decorar su hogar como para adquirir su ropa o sus objetos más preciados. Ya no es que nos guste un color en especial, es que nos gusta el colorido.

Con colorido, la vida es más especial

Uno demuestra tener una mayor vitalidad y una mayor alegría de vivir cuando usa una variedad de colores en distintos aspectos de su vida. Lo cierto es que es un arte esto de saber cómo combinar colores. Que algunos sean calificados como colores fríos y otros como cálidos influye mucho a la hora de elegir cuál debe ser el que luzcan tanto la fachada como las paredes interiores de nuestra vivienda.

En lo que respecta a un asunto como el de la moda, la importancia del color también puede ser calificada como suprema. La combinación gana todavía más importancia dentro de este campo. Seguro que muchos y muchas hemos escuchado alguna vez, hemos debatido o hemos tenido dudas sobre algo relacionado con el color de las prendas con las que tenemos pensado acudir a un evento o con las que salir de casa. Es algo inevitable. El color transmite sensaciones y también en lo relacionado con la ropa tiene un valor tremendo el colorido.

Todo lo que hemos comentado se hace extensivo a lo que está por venir en el futuro. Es cierto que puede haber tendencias que prioricen unos colores sobre otros, pero lo cierto es que el valor y la importancia que tenga para nosotros el color en el futuro seguirá siendo muy grande. Por eso conviene ponerle luz a nuestra vida. Una luz que puede ser azul, amarilla, roja, verde, blanca o negra. Es luz al fin y al cabo.