Los fulares están de moda

¿Habéis visto esos vídeos donde nos enseñan a ponernos los fulares de diferente forma? Yo, como mucho, conocía un par: la típica alrededor del cuello con dos vueltas y la del nudito en el centro a modo de corbata. Pero el caso es que ahora hay cientos de formas para llevar esa prenda y digo yo que tendremos que aprender ¿no?

Para empezar he de decir que no es lo mismo llevar un fular pequeño, de esos que son más bien un pañuelo alargado, que un fular grande tipo chal, porque las virguerías que puedes hacer con el segundo son imposibles de realizar con el primero. A mí me gustan mucho los fulares de inspiramoda.es porque me he comprado ya un par allí y tienen la largura perfecta. No son ni muy largos (que al final parece que lleves el rollo de tela colgando del cuello) ni demasiado cortos.

Clases de pañuelos y fulares

  • Pañuelo clásico: rectangulares y cortos. Normalmente no dan para mucho, una vuelta al cuello y punto pelota.
  • Echarpe: Es como una bufanda pero un poco más ancha. Lo normal es anudarla al cuello o llevarla por encima de los hombros (tipo chal) y el tejido puede variar desde lana, gasa o hilo hasta cualquier tipo de tela suave.
  • Pañoleta: En mi opinión las pañoletas no sirven para hacer looks pero hay chicas a las que les gustan mucho. Podemos cubrirnos el cuello con ellas pero últimamente se ven mucho en la cabeza, a modo de diadema. Tienen forma triangular o cuadrada, pero si tienen esta segunda forma se suelen doblar para que tengan, de nuevo, forma de triángulo.
  • Chal: muy grande. Se suele utilizar en acontecimientos como bodas o reuniones importantes a modo de abrigo ligero.
  • Pashmina: Se supone que este pañuelo ha de estar confeccionado con lana de cachemira para ser llamado así pero últimamente salen imitaciones hasta de debajo de las piedras.
  • Foulard o fular: es más grueso que el resto de pañuelos y se utiliza tanto para el cuello como para la cabeza.
  • Palestino: recuerda al tejido de los pañuelos que se confeccionan en Oriente Próximo. Son triangulares y se utilizan alrededor del cuello.
  • Pareo: para la playa básicamente, para tapar aquello que no queremos ir enseñando a la ligera.

Una vez que hayas seleccionado la medida de tu fular podemos empezar a ver formas en las que puedes ponerte el pañuelo. Lo mejor es que veáis vídeos porque si intentamos explicarlo en el cuerpo del artículo me liaré yo y os liaré a vosotras. En este vídeo podéis ver 25 formas diferentes para poneros el fular.

Si os fijáis en ellas comprobaréis que hay algunas formas muy similares entre sí, no tanto por cómo se ponen sino por cómo quedan luego colocadas así que yo resumiría esas 25 formas en 10 o 12 como mucho. Ahora bien, la conclusión a todo esto es, en mi opinión, que tengo mucho que aprender porque todavía no sabría ponerme el fular de más de dos formas distintas y, por lo que he visto, os puedo asegurar que nos quedan muchos años de moda con fulares.