Las ginebras con acento femenino

En los últimos años has podido comprobar cómo la ginebra se ha convertido en la bebida de moda para tomar algo con los amigos, después de una comida o en cualquier evento. Quizás sea por ese efecto digestivo o porque es más suave de beber que otras bebidas alcohólicas,  pero en los últimos años la ginebra se ha colado como la favorita entre todos los sectores. Atrás quedan esos años cuando se asociaba a bebedores de alta edad y normalmente sin combinación.

Y donde ha calado con mucha fuerza es entre las mujeres. Pero las empresas de ginebra han sabido amoldarse a la situación y han emergido muchas marcas que dirigen su bebida hace el sector femenino, sobre todo con la comercialización de la denominada ginebra rosa, que desde el primer momento se ha dirigido a las mujeres. Sí, son así de originales. Ya se sabe, rosa chica, azul chico.

Muy elegante, diferente y femenina

La elaboración normalmente suele ser, por ejemplo en al Pink, tras una tetradestilación en alambiques de cobre se rectifica su grado alcohólico con agua del río Dee.  Después se le añaden los 12 botánicos de su receta maestra: enebro de la Toscana, piel de limón y de naranja de España, canela de Indochina, cilantro de Marruecos y también de Java, raíz de Angélica de dos tipos diferentes, almendras de España, raíz de regaliz de China y nuez moscada de África. La llamativa botella de 70 cl. tiene forma de piedra preciosa; es más, se dice que su diseño se inspiró en el famoso diamante rosa “Khavaraya” (de ahí su apodo). Transparente con etiqueta negra y letras rosas y blancas. Muy elegante, diferente y femenina.

Es una ginebra cristalina, con aromas claros a las bayas de enebro, cítricos y ligeramente especiado. En boca resulta ser una ginebra suave y algo dulzona. En el caso de esta marca yo recomiendo tomarlo en una copa de balón grande con unos buenos hielos. A ser posible que la copa sea de Giona Premium Glass, porque vas a notar la diferencia. Luego siempre añado corteza de limón junto a unas fresas troceadas.

Refrescante y floral

Luego también me gusta la MOM, que es una ginebra muy inglesa que homenajea a la Casa Real. Yo lo resumiría con que mezcla tradición y transgresión. Aquí la botella es negra de 70 cl. tiene letras de color blanco y magenta. Una corona dibujada junto al propio nombre MOM y  “God Save The Gin” es uno de sus lemas, en honor a la reina de Inglaterra.

En el paladar Ddstaca su gran intensidad aromática, muy frutal, y es que abundan los frutos rojos como las frambuesas) y con toques florales. En boca es golosa, de tacto sedoso y con leves recuerdos a caramelo de violeta. Como es una ginebra muy potente, con mucho sabor y personalidad, yo prepararía un gintónic en una copa de balón con grandes hielos. De incluir algo más, una cereza bien ácida quedaría perfecta. Si no lo conoces es algo que a mí me gusta mucho.

Pues nada, aquí tienes dos ejemplos de ginebras con acento femenino que seguro que te van a gustar. Y es que como habrás comprobado lo de la ginebra rosa está muy de moda. Ahora otras bebidas como el vodka también intentan captar al público femenino con variedades más suaves, pero de momento sin mucho éxito. ¿A ti cuál es la que más te gusta?