La moda y la salud dental, dos asuntos interconectados

La moda es importante para muchas personas (hombres y mujeres, no sólo para estas últimas) por un buen abanico de cuestiones. Una de las más importantes es sin lugar a dudas la de dar una buena imagen personal de cara al círculo de amistades o compañeros de trabajo en el que nos vamos a mover durante un día determinado. Pero tampoco puede olvidarse el hecho de sentirse cómodo con uno mismo, que tiene la misma importancia o incluso más.

Sin embargo, muchas personas apuestan por la moda por el simple hecho de ser (y aparentar ser) una persona atractiva. Y lo cierto es que es un método de lo más fiable, porque la moda es uno de los aspectos en los que más personas suelen fijarse a la hora de catalogar a un hombre o a una mujer como atractivos o no. Esto es lo que conduce a cada vez más personas a cuidar su vestuario.

Sin embargo, si queremos destacar ante un determinado número de personas no basta sólo con disponer de un determinado tipo de prenda u otra. Son muchos los asuntos en los que debemos trabajar en este sentido. Nuestra cara es el elemento que mejor nos puede ‘vender’ de cara al resto, y es por eso por lo que todo lo relacionado con ella puede jugar un papel mucho más determinante que si llevamos puesto un determinado vestido o traje.

Pongamos un ejemplo, el caso de una persona que apueste por vestir de un modo glamuroso pero a la que, sin embargo, le falte una pieza dental. Es inevitable que todos aquellos que la rodean no se fijen en ese pequeño (pero a la vez tan grande) problema. Los dientes son un elemento primordial dentro de nuestra cara y, si estamos diciendo que la cara es asimismo un elemento decisivo para cuidar nuestra apariencia personal, nos damos cuenta de lo importante que es cuidar un aspecto como lo es el de nuestra dentadura.

Y ya no sólo por moda, sino por nuestra propia comodidad y el cuidado de nuestra salud. Tener cualquier tipo de problema con los dientes implica tener uno de los dolores más profundos que una persona puede sufrir. Padecer uno de estos dolores es tan incómodo que, aunque tratemos de ocultarlo de cara al resto de nuestros compañeros, es imposible no hacer signos o movimientos que evidencien que no estamos a gusto. La noche, de este modo, circulará por las vías de la amargura.

Está más que demostrado, por tanto, que la moda entendida como ropa debe ser un complemento de un cuerpo y una cara que estén perfectamente cuidados para que alcance su máximo grado de esplendor. Muchas de las personas que vemos en las pasarelas de moda cada año en España han tratado de cuidar un aspecto tan básico como el de su sonrisa y sus dientes para que, junto a las prendas que visten, conformen una imagen impoluta de sí mismas. Algunas de ellas, incluso, han llegado a pasar por entidades como Dental Morante, especializada en implantes dentales.

Los dientes, un problema para muchos

Pero los problemas dentales son típicos de muchas personas en España. Por poner un ejemplo, en un artículo publicado por Europa Press se hacía referencia a que la maloclusión dental, enfermedad que se produce cuando los dientes no encajan a la perfección, afecta al 90% de la población española, una cifra absolutamente brutal teniendo en cuenta que este problema puede ser realmente preocupante especialmente para personas que sufren estrés.

Tratarse e intentar prevenir por todos los medios los dolores dentales es imprescindible para garantizar que nuestra vida circula por los carriles de la normalidad. Independientemente de que nos consideremos más o menos atractivos, los dientes forman parte de una zona de nuestro cuerpo, la boca, que es la que más usamos a lo largo del día. Ni que decir tiene, por otra parte, que para dedicarse al mundo de la moda es indispensable tener presencia y para ello lo ideal es presentar una sonrisa inmejorable.

Una relación existe entre la moda y los dientes, a pesar de que cuando comenzamos a hablar de una de ellas no tenemos ni tan siquiera en nuestros pensamientos a la otra. Pero lo cierto es que son dos cuestiones totalmente interdependientes y que necesitan retroalimentarse dentro de una misma persona para que ésta pueda exhibir todo su potencial