Un fin de semana en Barcelona

Hace poco mis padres estuvieron de aniversario y como siempre nos juntamos los cuatro hermanos para decidir qué comprar y lo más importante, quién sería el o la responsable de hacerlo. Este último tema siempre genera un debate interesante, ya que todos, casualmente, tenemos algo muy importante que hacer, con lo que terminamos echándolo a suerte.

Estuvimos toda la mañana del domingo que si esto, que si lo otro, que si eso ya lo tiene, que si no le va a gustar… hasta que finalmente, la pequeña, que trabaja en una agencia de viajes dio con la solución, ¿por qué no regalarles un viaje a Barcelona con gastos de hotel incluidos? La idea nos gustó a todos y ya no lo pensamos más, nuestra madre siempre había querido conocer la Sagrada Familia, y esta era la ocasión perfecta.

Bea, que así se llama la menor de mis hermanas, se ocupó de todo, de los billetes de avión, del alojamiento en el hotel, de la visita guiada por la ciudad… El hotel, por cierto, de lo mejor de Barcelona. Se trata del Hotel Mercer Barcelona, en pleno corazón del gótico, cerca de la Catedral y con una arquitectura sorprendente y cautivadora. Este hotel de lujo está especialmente pensado para satisfacer la búsqueda de la exclusividad y de una experiencia única.

No os podéis imaginar la alegría que les dimos cuando les dimos su regalo, no lo podrían creer, y no me extraña, porque sinceramente, los regalos que solemos hacer a mis padres dejan bastante que desear. Pero esta vez habíamos acertado de pleno, y eso que al principio teníamos nuestras dudas, ya que mi madre es bastante casera y pocas veces viaja en avión, pero la Sagrada Familia… eso tenía que verlo.

La Sagrada Familia, es sin duda emblema de la ciudad condal, y es también la edificación modernista más importante del mundo, característica que convierte a este templo en el monumento más visitado de Barcelona. Pero en Barcelona hay muchísimo que ver, hagamos un pequeño recorrido turístico

Qué puedes ver en un fin de semana en Barcelona

Cómo hemos dicho la obra cumbre de Gaudí, es el monumento más representativo y el más visitado que ver, pero no todo es la Sagrada Familia, en Barcelona hay mucho más.

La Pedrera es otro importante edificio del arquitecto catalán, un edificio de viviendas promovido por la familia Milà y situado en el Paseo de Gracia, una de las avenidas más famosas y transitadas de la ciudad. Aquí se concentran las tiendas más lujosas y los hoteles más importantes de la ciudad.

La Iglesia de Sta María del Mar es una construcción gótica situada en el barrio de la Ribera y de la que en la actualidad se piensa que fue construida sobre un antiguo anfiteatro o arenas romanos.

Las Ramblas y el Barrio Gótico, en el centro. Déjate perder por sus intrincados callejones y descubre los cientos de talleres y pequeñas tiendas que albergan, las más antiguas de la ciudad. Allí también se celebran los principales acontecimientos históricos de la ciudad.

El Parque Güell es otra de las grandes obras de Gaudí y divide en dos zonas: la zona monumental y la zona de libre acceso. Para visitar la primera es necesario abonar entrada y se aconseja comprarla anticipada para evitar colas, que suelen ser enormes. Otra opción es visitar solamente la zona de acceso gratuito, que también es impresionante.

El Port Vell, La Barceloneta y el Puerto Olímpico. Disfruta del sol y del mar comiendo en los mejores restaurantes a pie de playa, con unas vistas de primera y una gastronomía de excepción, relájate en el chiringuito bebiendo un mojito, practica jet ski…

El Camp Nou. Esto sólo si eres futbolero o futbolera, si no es así, bien te lo puedes perder y visitar otros lugares más interesantes como el MACBA, el Museo Picasso o el Museo de Arte Nacional de Cataluña.

La lista de lugares de obligada visita son interminables, pero por cuestiones de espacio sólo hemos podido ocuparnos de las más representativas, pero Barcelona ofrece mucho más: cultura, espectáculo, ocio, diversión, arte, mar, montaña… si no lo encuentras aquí, seguro que no existe…