Cambiando a mejor

Hace dos o tres años, cuando empezó a salir toda esa moda del fitness y la fiebre que rodea todo lo mueve ese sector, pensaba que esos chavales que se pasan horas en el gimnasio y esas chicas que se pasan el día contando las calorías eran unos obsesivos. Hoy sigo pensando lo mismo en los casos más extremos pero parece que ver de cerca los cuarenta me ha hecho replantearme mi estilo de vida.

De un tiempo a esta parte vengo notando fatiga, cansancio, ya no tengo la energía que tenía antes y eso se nota en el día a día. No voy bien al baño, he cogido algunos kilitos de más y han empezado a salirme muchas teclas: que si ardores de estómago, que si alergias, que si dolores reumáticos o musculares, etc. El caso es que empecé a ir al médico de cabecera más de lo que me gustaría y claro, en la seguridad social ya se sabe que pueden ser muy buenos, tal vez los mejores médicos, pero las colas y listas de espera a veces son interminables y si no eres una urgencia puedes morirte esperando una resonancia o una cita con el alergólogo.

Fue por eso, principalmente, por lo que pensé en hacerme un seguro de salud y, tras mucho mirar, acabé en esta agencia de seguros de salud en Arganda del Rey, de Adeslas. Elegí esta compañía por sus prestaciones y no me arrepiento aunque imagino que, si te tratan bien y te ofrecen los servicios adecuados, cualquier compañía de seguros con buenos profesionales es válida. Cualquier prueba que necesites o visita médica que debas hacer, a especialistas o médicos generalistas, está asegurada en menos de una semana y eso, al menos para mí, merece la pena.

El caso es que uno de sus médicos me recomendó cambiar ese estilo de vida que llevaba y, aunque al principio me lo tomé un poco a la ligera, tras unos meses haciendo lo que me dijo he notado cambios significativos. Empecé haciendo deporte, media hora diaria, y ahora hago una hora casi todos los días. Mi dieta es mucho más equilibrada y tomo complementos alimenticios que me ayudan a sentirme mejor, como Secret to Live que contiene Mediteanox, extracto de hoja de olivo, un producto natural con hidroxitorosol, un potente antioxidante que protege frente al colesterol entre otras cosas.

Ahora soy una chica nueva

No me he vuelto una obsesa del deporte ni me paso el día midiendo las calorías que, como ya he mencionado antes, para mí no son más que tonterías, pero sí intento hacer ejercicio diario y comer sano y natural. Gracias a ello ya no sufro ni la mitad de los dolores musculares que tenía, no me canso con facilidad, me siento más ligera y con más energía, e incluso diría que me veo mejor frente al espejo.

Cambiar tu estilo de vida, a mejor, puede traerte grandes beneficios pero debes ser tú quien decida hacerlo. Lo que quiero decir es que no puedes dejarte llevar por lo que quieran los demás que hagas porque, en ese caso, siempre estarás tentada a tirarlo todo por la borda. Debes ser tú quien esté segura de que lo que hace va a ser positivo y de que lo haces porque realmente así lo deseas. Si tú misma no estás convencida no conseguirás adaptarte a ese cambio y fracasarás en el intento.

Como consejo lo único que puedo deciros es que funciona, a todos los niveles, pero debéis esforzaros, tener paciencia y olvidaros de esos charlatanes que te dicen que tomando esa o aquella pastilla vais a mejorar en todo de la noche a la mañana: eso no es verdad.